¿Por qué este blog?

Dicen que las estadísticas están para romperlas, pero en realidad sólo se trata de analizarlas, interpretarlas y contarlas adecuadamente, algo que los medios tradicionales en España no han hecho nunca. Es entonces, y sólo entonces, cuando cobran verdadera relevancia. Cuando pueden explicar el juego. Cuando nos descubren cosas que nos habían pasado desapercibidas. Desmontemos ese mito. Las estadísticas están para aprovecharlas.

Saber que Bale chutó 121 veces a puerta la pasada temporada no me dice mucho. Si me dices que Cristiano lo hizo 324 veces, nos vamos situando. Y si obtenemos el porcentaje de efectividad, o porcentaje de disparos que son gol, vuelve a ganar Cristiano (19%) contra el 11% de Bale. Aunque el 23% de James les supera a los dos… habiendo rematado sólo 75 veces. Se perdió siete jornadas seguidas por lesión, sí. Pero su promedio nos dice que chutó una vez cada 48 minutos, cuando Cristiano chutó una vez cada 15 minutos y Bale, una vez cada 26′. Sin duda, James debió probar suerte ante el marco rival con más frecuencia.

Del propio James podría contarles que dio 1873 pases, y que el 87% de los mismos fueron acertados. Pero si nos quedamos ahí, como ha hecho tradicionalmente el periodismo, no sabemos absolutamente nada. No podemos precisar si son muchos o pocos envíos en el tiempo que jugó. Si queremos extraer algo útil de esos números, necesitamos más datos. Debemos hacernos preguntas como: ¿Cuántos pases dieron otros jugadores? ¿Qué acierto tienen sus compañeros de ataque, que arriesgan el balón como él? ¿Y sus rivales? ¿Y el mismo James el año anterior en el Mónaco? La cosa se va poniendo interesante. Las posibilidades de análisis que nos ofrece la estadística avanzada, tras el conveniente filtrado e interpretación de los datos, son infinitas.

Los datos también pueden derribar leyendas, como la supuesta dureza de Pepe: cometió 28 faltas y le hicieron 50 durante toda la temporada de Liga y Champions, viendo seis amarillas y  ninguna roja. ¿Sorprendente, verdad?

Los miles de datos que arroja un simple partido de fútbol permiten evaluar el rendimiento a nivel colectivo e individual. También abrir (o cerrar) debates. Desmentir informaciones sesgadas o manipuladas. O hacer ciertas predicciones. Es un elemento nuevo que irrumpirá con fuerza en el periodismo, tradicionalmente erigido sobre dos poderosos pilares: información y la opinión. Los datos son los protagonistas de la Era Digital, aún en sus albores.

Será este un cuaderno de apuntes de fútbol, en general, pero principalmente centrado en el Real Madrid por deformación personal y profesional. Me podéis ver en Real Madrid TV; leer en el suplemento de deportes de El Chiringuito en el diario La Razón, en lagalerna.com y en mi Twitter personal (@Paul_Tenorio); así como escuchar en ‘El Primer Palo’ de EsRadio. Allí hay mucho de mi visión del mundo del fútbol, en general, y del juego en particular. Aquí encontraréis datos examinados en profundidad a través de este Futboscopio. Nada más y nada menos. Bienvenidos.

En Twitter@ElFutboscopio @Paul_Tenorio
En FacebookEl Futboscopio