Mejor Benzema sin Cristiano que Cristiano sin Benzema

El francés fulmina a su ex compañero portugués en casi todos los parámetros, incluido el ratio goleador, desde su separación. Además, ha mejorado su propio rendimiento en la mayoría de ellos, justo al contrario que le sucede al atacante de la Juve.

Toda separación sienta siempre mejor a una de las dos partes. Es el caso de lo que ha ocurrido, o esta ocurriendo en casi temporada y media desde que sus caminos tomaron direcciones distintas, con el francés y el portugués. Es mejor Benzema sin Cristiano que Cristiano sin Benzema. Eso dicen la mayor parte de sus parámetros de rendimiento, aunque el más sorprendente es el que tiene que ver con el ratio de goles cada 90 minutos. Cristiano, que durante toda su carrera promedió 1, ha bajado hasta 0,64 tantos por partido completo, superado ligeramente por un Benzema (0,67) al que siempre se le acusó precisamente de no tener gol.

Benzema

Cristiano Ronaldo vs Benzema: análisis de rendimiento desde que el portugués se fue a Italia

No hace falta indagar en la estadística avanzada para comprobar algo que salta a la vista viendo jugar a Benzema: es otro diferente. Sin Cristiano Ronaldo, es la referencia ofensiva del Real Madrid. Esto puede comprobarse, en primer lugar, en su mayor número de disputas aéreas ganadas cada 90′ ( en adelante, por simplificar, diremos «por partido»). Ha pasado de llevarse 0,57 duelos aéreos por partido a imponerse más del doble, 1,28 veces. El equipo le busca más como referencia arriba para que la peine buscando una segunda jugada, para que juegue de cara o para que remate directamente.

La contribución goleadora de Benzema, siendo la principal referencia en ataque del equipo blanco, también se ha visto aumentada: en las últimas tres temporadas con Cristiano promedió 0,59 tantos por encuentro, mientras que sin él se ha ido hasta 0,67. Es un leve incremento, pero significativo.

En lo que no ha cambiado Benzema es en su ratio de asistencias, que es exactamente igual: una cada cuatro choques. Sin Cristiano como socio, busca ventajas siempre en el terreno de juego a través de otros compañeros. También sorprende que, sin Cristiano, remate lo mismo: 3,52 veces por partido cuando con el luso lo hacía 3,42 veces. Prácticamente igual. Lo que sí ha hecho es incrementar algo su puntería o selección de tiro: antes, un 17% de sus disparos terminaban en la red. Ahora lo hacen un 19% de ellos. También Karim regatea algo más (1,5 por 1,24), con algo más de acierto (63% por 60% anterior), gana más duelos de lo que solía (54% por 48%).

Atenuantes

Al astro portugués le ha ocurrido justo lo contrario. Sin Benzema, su rendimiento ha bajado en muchos los parámetros, y especialmente en los más importantes. En su defensa, hay varios atenuantes. En primer lugar, la edad: Cristiano se marchó del Madrid ya con 33 años, una edad en la que es de esperar que comience el declive. Benzema, por su parte, tiene prácticamente tres años menos y aún está en una edad óptima para rendir. Otro atenuante es la marcha de Cristiano a otro equipo. La Juve es un conjunto ofensivo, como el Madrid, que promedia más de 15 remates también por partido y ostenta unos datos de posesión media muy similares. En este sentido, se trata de una escuadra dominante que también posibilita a Cristiano tener muchas oportunidades para hacer gol. Sin embargo, sólo el hecho de haberse ido a una nueva ciudad, a un nuevo club, a jugar con nuevos compañeros, ya de por sí es motivo para que las prestaciones de un futbolista se resientan al menos durante un periodo de adaptación.

También hay quien dice que en Italia es más difícil marcar goles que en España, pero los datos lo desmienten: en lo que llevamos disputado de los campeonatos nacionales, en La Liga se promedian 2,54 goles por partido y en la Serie A, 2,84.

Cristiano

Dicho esto, podemos observar en la parte superior izquierda del gráfico como Cristiano Ronaldo ha reducido su aportación goleadora casi a la mitad, de un tanto por partido completo, cifra que sostuvo no sólo durante las tres últimas temporadas analizadas en el Madrid, sino durante toda su estancia de nueve años en el club blanco; a 0,64 (que son dos goles cada tres partidos). También asiste menos (de 0,27 a 0,21) y ha reducido dramáticamente su puntería, marcando en un 11% de sus remates cuando antes lo hacía en un 16%. Ahora efectúa más regates (1,7 por 1,19 en el Madrid) con algo más de acierto (58% por 53%) y se lleva un 58% de los duelos, pero el Cristiano que hacía a su equipo saltar al campo ganando por 1-0 ha dejado de existir. Observar su sustitución ante el Milan, abandonando el terreno de juego a más de media hora para el final, agotado y probablemente renqueante de una supuesta dolencia en la rodilla, es una imagen que veremos cada vez con mayor frecuencia.

Benzema Vs. Cristiano

Comparativa de rendimiento entre Benzema y Cristiano Ronaldo desde la marcha del portugués a la Juventus

En el gráfico radial (en la parte inferior), vemos definitivamente cómo Benzema, siempre al servicio en el Madrid de Cristiano para potenciar sus cualidades, se ha soltado sin el portugués e incluso le está superando en rendimiento en este año y medio. Y eso que la Juve lo ha hecho como colectivo bastante mejor que el Madrid en este periodo. El delantero francés, que además no es el lanzador principal de penaltis en su equipo, gana al portugués en ratio goleador, asistencias, efectividad en el remate, pases al hueco, acierto en el regate, robos y acciones defensivas por encuentro, en estos dos últimos campos por un gran margen de diferencia. No sólo está más incisivo y dañino en ataque para los rivales, sino que contribuye más defensivamente para sus compañeros. Cristiano Ronaldo sólo se impone básicamente en los aspectos más físicos (duelos, duelos aéreos) así como en pases clave o menor número de pérdidas de balón.

Conclusiones

La estadística avanzada en una muestra suficiente de minutos de juego concluye que Benzema ha sabido adaptarse mucho mejor a la separación del mejor socio que ha tenido nunca en ataque que Cristiano Ronaldo. Se ha dicho que Benzema no es un goleador, pero esa capacidad sí la tiene (de hecho, en pocas semanas alcanzará a Puskas como quinto máximo artillero de la historia del Madrid, que se dice pronto). Simplemente, Karim optó siempre, y lo analizamos aquí antes, por desarrollar un juego optimizado para sacar el máximo rendimiento del colectivo, y eso incluía jugar muchas veces para encontrar y habilitar espacios a Cristiano.

Por otro lado , se criticó al Madrid por vender al probablemente mejor jugador de su historia cuando éste, ya con 33 años y un físico que, con gran influencia en su juego, ya se batía en retirada; pedía un sueldo de 40 millones netos por campaña. A la postre (Benzema ha hecho siete goles más que él y ha dado tres asistencias más entre todas las competiciones desde que Cristiano se fue) se ha demostrado que la decisión fue, probablemente, acertada. Aunque el Madrid sigue necesitando un jugador que aporte los 40-50 goles que hacía Cristiano en su mejor momento, algo que Benzema no puede lograr. Y ese jugador es el gran objetivo del club blanco. Se llama, ya lo saben, Kylian Mbappé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *