Así juegan exactamente los cuatro mediocentros del Madrid

mediocentros_grafico_total

Análisis avanzado de los cuatro mediocentros del Real Madrid con y sin balón: Modric, el mejor. Kroos, correcto. Kovacic y Casemiro no desentonan. 


 

El Real Madrid lo pasó muy mal la pasada temporada cuando se lesionó Modric. Ancelotti no fue capaz (probablemente, ningún entrenador lo sería) de evitar que la ausencia del croata en el tramo final de la campaña mermara dramáticamente a su equipo en tres partidos decisivos como fueron la visita liguera del Valencia y el doble enfrentamiento de semifinales de Champions ante la Juventus. Además, los blancos acusaron todo el año la ausencia física y mental de un stopper que sí ofreció gran rendimiento en el pasado, como Khedira. Con Kroos sobrecargado de minutos, el Madrid perdió autoridad en el centro del campo y se fue diluyendo hasta finalizar la campaña sin otros éxitos que los labrados la temporada anterior (Supercopa de Europa y Mundial de Clubes).

Rafa Benítez, buen conocedor de esta problemática, ha reforzado la medular del Madrid con la llegada de Casemiro (un mediocentro defensivo con calidad y querencia para irse al ataque) y Kovacic, del que los propios jugadores madridistas, como contó Álvaro Benito en El Chiringuito de Mega, hablan auténticas maravillas. El primero ha venido hecho de su cesión al Oporto y el segundo ha mostrado ya esta temporada una solidez y una calidad impropias de un recién llegado de tan sólo 21 años.

“Desde el vestuario me han dicho que Kovacic es muy bueno, que tiene mucha calidad. Y entre futbolistas no lo decimos de cualquiera, nos hablamos muy claro. Podemos decir que este o aquel es un paquete. Pero cuando un profesional te dice ciertas frases, sabes que un jugador es muy bueno. Y a mí me lo han dicho de Kovacic. Ha demostrado mucha personalidad, desde el primer día se le vio suelto. Tiene muy buena pinta. Hay futbolista para presente y para futuro. Tiene recorrido y zancada. Cuando el técnico pone a un recién llegado, cuando le sitúa en las rotaciones desde el primer día antes que muchos otros con más galones o con más nombre, por algo será”.

 

(Álvaro Benito, ex jugador del Real Madrid y entrenador del Alevín B)

Aunque el Madrid sólo ha disputado 6 encuentros oficiales esta temporada y es pronto aún para otorgar demasiada relevancia a los parámetros que han dejado estos cuatro mediocentros, sí podemos observar ciertos indicios en sus números. Se trata de 4 futbolistas muy completos, sin apenas fallas en su rendimiento, y con puntos fuertes complementarios. Además, los de perfil más técnico ofrecen un mejor rendimiento sin balón de lo que pueda parecer y el teóricamente defensivo, como Casemiro, brilla en ciertos parámetros correspondientes a la fase ofensiva. Pero hay que destacar la increíble adaptación de Kovacic en sólo 245 minutos disputados. Sus porcentajes se asemejan a los cracks que tiene al lado, que además van a ser sus mejores maestros los próximos años, y en defensa está mostrándose como un baluarte que aporta solidez e inspira confianza a su equipo.

La posición de mediocentro es la más complicada por el sacrificio físico que exige y por su importancia capital tanto en las dos fases ofensivas (ataque posicional y transición tras robo) como en las dos fases defensivas (transición tras pérdida y defensa posicional). Por ello, es necesario evaluar a los mediocentros con balón (ataque) y sin balón (defensa).

MEDIOCENTROS_CON_BALON_1

RENDIMIENTO CON BALÓN

Lo primero que debe hacer un mediocentro es no perder balones. Las pérdidas y los pases errados cuando el equipo está desplegándose en ataque suelen ser terribles. Por ello, para un buen mediocentro es necesario rendir satisfactoriamente en este aspecto. Modric (93%), Kroos (95%) y Kovacic (92%) presentan un mejor porcentaje de pases cortos completados que Casemiro, algo impreciso. Respecto a su participación en el juego, son de nuevo los tres mediocentros más técnicos los que más pases realizan cada 90 minutos. Sorprende que Kovacic promedie más pases cada 90′ que Modric, aunque arriesgue menos en ellos como veremos.

Ese 93% de pases acertados de Modric cobra relevancia cuando observamos que es, de los cuatro, quien más arriesga. Y lo vemos por su ratio de pases entre líneas: da casi uno (0,7) cada 90′ habilitando a un compañero para el remate. Kovacic promedia 0,4 cada 90′ y ni Kroos ni Casemiro han conseguido encontrar el remate de un socio con un pase entre líneas. No todos los jugadores son capaces de dominar este arte. Aquí Modric marca claramente la diferencia y Kovacic apunta maneras.

En cuanto a asistencias, todos salvo Kovacic han dado una. No es muy relevante estudiar su ratio de asistencias cada 90′ porque no han jugado lo suficiente, aunque está detallado en el gráfico. Otro dato interesante es el de pases clave: son los pases que posibilitan el remate de un compañero, aunque no acabe en gol (si acabara en gol lo denominaríamos “asistencia”, menos frecuente lógicamente que los pases clave): en esto Modric y Kroos (con 2,2 y 2,5 pases clave cada 90′) destacan.

También es útil observar la frecuencia y precisión con la que los mediocentros dan pases largos. Un buen mediocentro en este aspecto puede tanto desmontar la presión del rival dando salida al equipo por una zona muy alejada del campo (y, generalmente, libre de esa presión) como lanzar un contraataque o dejar a un compañero en una situación ideal para que marque o asista. Quien más pases largos lanza es, de momento, Casemiro (8,2 cada 90′) y cerca de él están Kroos (6,8) y Modric (6). Kovacic, por ahora (1,8) no utiliza este recurso, muy probablemente para no perder balones en sus inicios como madridista, pero tiene un gran golpeo e incrementará su número de pases largos cuando coja más confianza. Respecto a su precisión; Kroos, Modric, Kovacic y Casemiro es el orden. El brasileño es quien más pases largos lanza y quien menos precisión tiene: quizá Benítez debería ordenarle que baje la frecuencia y busque más apoyos en corto.

Los cuatro disparan prácticamente con la misma frecuencia. Casemiro y Kroos lo han intentado siempre desde fuera del área, Modric la mayoría de las veces (71%) y Kovacic es quien más pisa área para intentar el remate (de sus 3 chuts, dos fueron desde dentro del área). No sorprende que sea el único que siempre ha encontrado portería. Modric sólo lo hizo una vez de siete y ni Kroos ni Casemiro, de momento, han encontrado puerta en sus disparos. Cuestión de tiempo.

Analizando los regates, vemos que Kovacic sí confía en este aspecto de su juego y es quien más lo intenta (2,2 veces cada 90′) seguido por Modric (1,8) y Casemiro (1,4), mientras que Kroos (0,8) prefiere no complicarse demasiado. Eso sí, el alemán intentó cuatro regates y salió airoso de los 4. Kovacic (33% de acierto en el regate) no puede decir lo mismo: en 2 se fue de su par y en 4 perdió la bola. Casemiro hizo uno bien y uno mal  y Modric va sobrado: 8 buenos y 2 malos (80%).

Modric es quien pierde más balones cada 90′ de promedio (2,2), aunque esto debe ir ligando, como hemos visto antes, a que es de los cuatro quien más arriesga intentando pases definitivos, luego esta estadística no debe penalizarle. Kroos y Casemiro pierden 1,4 balones cada 90′ y Kovacic, que prefiere, como también hemos visto, no complicarse en exceso durante sus primeros partidos como merengue, sufre sólo 0,7 pérdidas cada 90′.

A Kroos y a Modric son a los que menos faltas hace el rival: eso indica su habilidad para leer el juego y soltar el balón antes de que sea demasiado tarde, especialmente en el caso del croata, que juega más avanzado en el campo y, por tanto, está más expuesto que los otros tres.

En resumen, podríamos decir (sin que la muestra de minutos analizada sea aún concluyente) que Modric presenta un rendimiento extraordinario a pesar de que es quien más arriesga; que Kroos es muy correcto y el más preciso en los pases, que Casemiro se extralimita en balones largos aunque también aporta mucho en ataque (disparos y asistencias+pases clave) y que Kovacic está al nivel de sus compañeros en casi todos los parámetros pese a ser el nuevo, aunque es quien menos arriesga. Es en defensa donde el jovencísimo croata sorprende.

MEDIOCENTROS_SIN_BALON_

RENDIMIENTO SIN BALÓN

Los cuatro ases que ha juntado Benítez en el centro del campo están rindiendo de forma integral y no es de extrañar que les siga rotando durante toda la temporada. En defensa no desentonan, sino todo lo contrario. Son parte muy importante para que el conjunto blanco sólo haya encajado un tanto en el presente ejercicio además de la defensa y el portero.

Modric y Casemiro (2,7 robos cada 90′) sobresalen en este apartado. Lo de Casemiro no choca, pues es un especialista. Pero Luka Modric, gracias a su lectura del juego, a su posicionamiento impecable y a su inteligencia, es un gran robador de balones (y lo ha sido durante toda su carrera). Kovacic lo hace también muy bien en este apartado (1,8) y Kroos es más discreto (1,1 robos cada 90′).

Casemiro se presenta muy superior cada vez que va al suelo: sus tackles triunfan en un 92% de las ocasiones. Sus compañeros, más o menos, impiden progresar al rival cuando se lanzan al suelo dos de cada tres veces, que es un guarismo aceptable. Casemiro se muestra sus credenciales aquí como especialista defensivo: fue 12 veces al suelo y ganó el duelo en 11 de ellas.

Respecto a los balones aéreos, aunque hay poca muestra, Kroos sorprende con un 100% de éxito: ganó el balón en sus cuatro saltos. Casemiro, más fuerte y más alto, también está por encima (71%) de Kovacic (50%) y el pequeño Lukita (40%). Nadie le pedirá nunca a Modric que brille en esta faceta: sólo faltaba.

Kroos y Casemiro son los que más faltas cometen (1,4 cada 90′), seguidos de Kovacic (1,1). De nuevo sale a relucir la inteligencia y el posicionamiento impecable de Modric, que apenas tiene que incurrir en la ilegalidad para detener al oponente: sólo hace 0,7 faltas cada 90′.

En cuanto a despejes, de nuevo sale a relucir el especialista defensivo que es Casemiro (4,1 cada 90′) mientras que sus tres compañeros promedian un despeje cada dos partidos completos. Y una estadística interesante y relevante para terminar: los bloqueos veces que taponan un pase, centro o remate del adversario. Lo hacen en con una frecuencia muy similar, aunque Kroos y Kovacic (1,1 cada 90′) están algo por encima.

En conclusión, podemos ver que los números de Casemiro se corresponden con su etiqueta de mediocentro defensivo (aunque aporte mucho en ataque), que a Kroos le cuesta un poco más aunque con balón sea un gran gestor de juego, que Kovacic complementa sus cifras más que aceptables en ataque con muchos robos y bloqueos al rival y que Modric es, indiscutiblemente, quien presenta un mejor balance ofensivo/defensivo de los cuatro.

No puede quejarse Benítez: a priori, tiene 4 jugadores casi intercambiables en la medular, que dominan todas las facetas del juego y con una mezcla de veteranía y juventud muy interesante para combinar en función de carga física y rivales. Si un equipo se construye a partir de su centro del campo, el técnico madridista tiene unos pilares bien sólidos para comenzar su trabajo.

3 thoughts on “Así juegan exactamente los cuatro mediocentros del Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *