Cristiano es el verdadero ‘9’ del Madrid

comparativa_cr_vs_benzema_dc

Es recurrente que se reclame al Real Madrid un verano tras otro el fichaje de un delantero centro que le haga la competencia a Benzema. Desde hace tiempo se viene insistiendo con que el equipo blanco necesita un delantero centro que le ponga la titularidad difícil al francés. Pero el asunto está mal planteado desde la base. Porque Karim, aunque promedia 0,47 goles por partido desde que recalara en el conjunto blanco en verano de 2009, no es un 9 al uso por sus habilidades asociativas y su querencia a salir del área para participar en tareas de elaboración (labor que en el Madrid, donde juega flanqueado habitualmente por Cristiano Ronaldo y Bale, cobra mayor importancia aún).

El Madrid no necesita un 9 que le haga la competencia a Benzema… porque Benzema, aunque porte ese número a la espalda, no juega de 9. El delantero centro del Real Madrid es Cristiano Ronaldo. Por algo los entrenadores que van pasando por el banquillo del Bernabéu no insisten nunca en la contratación de un rematador de renombre internacional y se contentan con uno de menos nivel, como Adebayor, Morata recién subido del filial o Chicharito: saben que ya tienen al mejor. Si ficharan a un delantero del estilo de Lewandowski o Falcao, tendrían que modificar sustancialmente los movimientos y los objetivos en el campo de Cristiano.

Vamos al meollo de la cuestión. Las características de un delantero son objetivamente evaluables: además de por su número de goles, se les puede reconocer por ostentar un promedio de remates dentro del área muy superior al de los compañeros que juegan en otras posiciones frente ofensivo. No en vano, su labor es la de finalizar las jugadas de ataque. Y es en esta categoría donde se ve nítidamente que Cristiano, y no Benzema, es el delantero del Madrid. En la última temporada más los tres partidos disputados de la presente, el portugués promedia 0,51 remates por partido desde el área pequeña (es decir, un remate cada dos partidos), mientras que Karim promedia 0,35 (un 30% menos que Cristiano). Y desde el área grande, el portugués casi remata el doble (3,27 veces por partido por 1,8 de Karim). En total, Cristiano dispara con una frecuencia más de dos veces superior a la de Benzema. Obviamente, otro de los rasgos definitorios de un 9 es el gol: Cristiano promedia en la muestra analizada 1,28 goles por cada 90′ disputados (un ratio escandalosamente bueno) y Benzema, 0,68 (una media más que aceptable). *El gráfico radial de arriba representa estos parámetros.

Pero hay más. Si observamos detenidamente los mapas de calor generados por ambos jugadores en el partido del sábado en Cornellá (donde Cristiano anotó 5 goles ante el Espanyol), podemos comprobar visualmente que CR7, aún partiendo desde la izquierda, tiene una presencia acaparadora en el corazón del área. Sin embargo, Benzema apenas la pisó, decantándose más por retroceder hasta la línea medular y caer a banda izquierda. Ese es un movimiento que el francés hace muy habitualmente, tanto con Rafa Benítez como con entrenadores anteriores: partiendo de la posición del 9, la abandona, arrastrando normalmente a un defensor, para caer a banda o para combinar de espaldas a portería, mientras que Cristiano aprovecha el espacio que se genera para aparecer en posiciones de remate.

Muchas veces los datos nos revelan aspectos del juego difíciles de percibir para el espectador, aunque no creo que éste sea el caso: a simple vista puede observarse durante cualquier partido del Madrid que quien ocupa posiciones de remate con más frecuencia, aunque parta desde banda izquierda, es Cristiano. La estadística avanzada no hace sino corroborarlo.

One thought on “Cristiano es el verdadero ‘9’ del Madrid

  • Manuel Garay

    on

    Interesante y revelador. Honestamente debo decir que, lo que se explica aquí es evidente. No por esto pretendo quitar mérito a este buen análisis.
    En el videojuego FIFA la realidad es otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *