Benzema no está haciendo su mejor temporada en el Madrid

Karim Benzema está en un momento de forma, física y mental, extraordinaria. No se puede negar. ¿Pero está mejor que nunca en el Madrid? Los números no dicen eso.

Es el máximo goleador esta temporada del Madrid con 18 goles entre todas las competiciones, circunstancia a la que no estamos acostumbrados después de compartir delantera durante nueve temporadas con Cristiano Ronaldo. También ha marcado en los últimos cuatro encuentros consecutivos, abriendo además el marcador en los partidos de Liga ante Espanyol y Alavés y en la vuelta copera en Girona. Y le está saliendo todo. Taconazos, pases filtrados, regates imposibles, fintas, definiciones de crack. Estamos asistiendo, sin lugar a dudas, a una de las mejores versiones de Benzema en el Madrid. Se dice que de hecho es su mejor versión, el mejor Benzema de las diez temporadas que lleva en el Madrid. ¿Pero es esto así? Veamos

Goles

En primer lugar, y aunque Benzema lleve el ‘9’a la espalda pero nunca haya sido un ‘9’ al uso, sino más bien un ‘9,5’, acudamos a los guarismos y ratios goleadores de toda su carrera:

Efectivamente, Benzema está cerca de sus mejores registros goleadores (32 dianas en la temporada 2011-12 y 28 tantos en la 2015-16), pero su ratio de 0,42 goles/partido no es espectacular para las prestaciones a las que nos tiene acostumbrados: de hecho, su media en el Madrid es de 0,47 goles/partido. Los 0,42 de la actual están por debajo por ejemplo de sus registros de la 2010-11 (0,54), 2011-12 (0,62), 2013-14 (0,46), 2014-15 (0,48), 2015-16 (0,78).

Vamos a observar de ahora en adelante únicamente la estadística avanzada de Benzema en Liga, un campeonato que supone una muestra de acciones y partidos del francés suficientemente representativa como para evaluarle de forma precisa. Vemos que, al igual que ocurre con su ratio goleador, tampoco remata más de lo que ha hecho durante su carrera (lo hace unas 3 veces por partido, cuando en varias temporadas ha promediado 4 chuts o más cada 90′). Y su tasa de conversión o efectividad en el remate (16,9%) es muy buena, pero tampoco la mejor de su carrera. En la Liga 15/16 llegó al 24,5%, es decir: ¡Marcaba gol en uno de cada 4 disparos!

Podría pensarse que la marcha de Cristiano Ronaldo ha cargado sobre la espalda de Benzema gran parte de la responsabilidad anotadora del Madrid, y en parte es así. Aunque sería injusto no tener en cuenta que, esta temporada, el Madrid ha generado menos situaciones claras de gol de lo que acostumbra y remata unas tres veces menos por partido de lo que ha venido promediando los últimos años. Por eso ni Benzema ha aumentado sus registros goleadores significativamente ni tampoco remata más. Ni lo hace mejor, como hemos visto. Sí hallamos un dato relacionado con la marcha de Cristiano y ese nuevo rol de Karim, lo vemos en la tabla del gráfico anterior: efectúa el 16% de los remates del Madrid, es decir, más o menos 1 de cada 7, la cifra más alta desde que viste de blanco.

Asistencias

Es necesario ir más allá de sus cifras goleadoras para saber si Benzema, efectivamente, está o no haciendo su mejor temporada como madridista. ¿Asiste más que nunca? Observemos:

Pues comprobamos que no. De hecho, es al contrario. Sólo 2 asistencias en 1743 minutos disputados en Liga (1 cada 10 partidos completos) nos hablan del Benzema menos asistente de su estancia en Chamartín. Quizá sí ha dado buenos pases pero sus compañeros no los han aprovechado, y de ahí esa cifra tan baja, así que incorporamos al estudio los pases clave (pases que terminan en remate de un compañero) pero vemos que, más o menos, está manteniéndose en los guarismos que ha venido promediando estas últimas nueve temporadas. No: Benzema tampoco está asistiendo más.

Pases

¿Participa entonces más en el juego Karim? Estudiemos la gráfica de su faceta como pasador en todos estos años:

Está más preciso que nunca a la hora de pasar. Presenta un 84% de acierto en el pase, una tasa más que buena para un atacante, y en la pasada Liga hizo un 83%. Está más fino a la hora de caer a banda o bajar a tres cuartos para asociarse, aunque si nos fijamos en años anteriores, el incremento tampoco es demasiado significativo. En sus primeras tres temporadas osciló entre el 81% y el 82%, como en su cuarta y en su sexta temporada. En cuanto a participación en el juego, está con 31 pases acertados por partido más o menos donde suele. Con los años, también vemos que ha ido centrando cada vez menos.

Regates y duelos aéreos

En el siguiente gráfico comprobemos la eficacia y la regularidad de Benzema como regateador y su aporte en duelos aéreos, ahora que juega como referencia arriba en vez de Cristiano:

Observamos que con 1,3 regates completados de media cada 90′, Benzema está en el mismo lugar que en la 2009-10, la 2010-11 o la 2014-15. En las Ligas 2015-16 y 2016-17 vimos al Benzema menos regateador de todos, pero ya la pasada temporada (donde fue tan criticado) promedió casi regate y medio por encuentro, su mejor marca en el Madrid. También podemos observar en el gráfico superior derecha (% éxito en regates) que estas últimas dos temporadas han sido en las que Benzema se ha mostrado más eficiente cuando ha encarado a sus adversarios: se ha ido cada dos de cada tres veces que lo ha intentado. La línea indica claramente que, con el paso de los años, Benzema regatea cada vez mejor.

En cuanto a los duelos aéreos, tras cinco temporadas donde no ganaba ni siquiera un salto por partido de medio, vemos que tras la marcha de Cristiano ya está en 1,1 disputas de cabeza cada 90′ donde se ha llevado el gato al agua. Esto es sencillamente porque, al ser la referencia, el equipo le busca más cuando quiere salir en juego directo desde atrás con un balón largo.

Duelos e implicación defensiva

Por último, veamos la implicación defensiva de Karim. Y aquí es donde sí podemos encontrar un salto significativo en su rendimiento. Esta temporada es en la que mejor le está yendo en los duelos. (Por duelos hemos incluido el balance entre faltas realizadas y faltas recibidas, su éxito en los tackles al rival, su éxito en los regates y su éxito en las disputas aéreas).

Sólo en la Liga 2014-15 se acercó al 56% de éxito en los duelos que presenta en la primera Liga. Vemos a un Benzema más acertado en estos lances, presentando un balance positivo cada vez que va a la pelea. También en esta temporada y en la anterior presenta un mejor saldo de acciones defensivas exitosas cada 90′ (despejes, bloqueos, robos y tackles) mientras que su tasa de pérdidas de balón por encuentro es de las más altas de su trayectoria en el Madrid pero tampoco exageradamente elevada.

Conclusiones

En definitiva, y con los datos de rendimiento, no podemos concluir que Benzema esté haciendo su mejor temporada en el Madrid. Es cierto que las expectativas goleadoras tras la marcha de Cristiano recayeron sobre él y, tras un comienzo muy malo de temporada tanto del equipo como, por tanto, de todos sus jugadores, están empezando a llegar los goles y los resultados y por eso el periodismo, con esa limitada capacidad de observación y ese cortoplacismo al que nos tiene acostumbrados, ha concluido precipitadamente que nos encontramos ante el mejor Karim. Un Karim que ha resultado decisivo en las últimas Copas de Europa que ha ganado el equipo blanco con jugadas y goles absolutamente determinantes o un Karim que en las campañas 2011-12 o 2015-16 ya desempeñó un fútbol de muchísimos kilates. Si en esta campaña se supera lo veremos de aquí al final, va muy bien de momento. Pero debemos concluir que Benzema, sencillamente y con sus altibajos como tienen todos los futbolistas del mundo menos dos… está jugando como él sabe. Es decir, muy bien. Un año más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *